Mis 7 restaurantes elegidos para comer en Perú

November 12, 2018

 

 

Perú tiene mucho para explorar y conocer, pero definitivamente una de las mejores cosas que tiene es su gastronomía. Descubrir los distintos sabores y la cocina fusión, una de sus especialidades es el objetivo de muchos viajeros. No es casualidad que Perú tenga 8 de los 50 mejores restaurantes de Latinoamérica y 3 en el ranking mundial. En este post quiero compartirles algunos de los restos que conocí y los cuales considero que fueron una experiencia memorable para el paladar y la vista.

 

Chicha – Cusco. Ubicado frente a la Plaza del Regocijo, a pocas cuadras de la Plaza de Armas de Cusco, ingresamos al patio interno de un hotel con el sonido de las pájaros y el agua corriendo en una antigua fuente de piedra. La macetas de flores rojo incandescente nos invitaron a sacar varias fotos y a adentrarnos en la atmósfera de tranquilidad con las que iba a recibirnos este restaurant de alta cocina Peruana con sabores regionales de Cusco. De la mano del reconocido chef Gastón Acurio, probamos platos típicos como carpaccio de alpaca, la carne además de un sabor increíble tenía la consistencia de la manteca. Adoradora de los cocktails como soy, probé el Cusco Mule el cual recomendaría con los ojos cerrados (pisco, muña, limón, pepino y agua tónica y tendrás mi amor incondicional).

 

MAP Café– CuscoDescubrimos el MAP café por una recomendación pero también por casualidad. Un amigo nos comentó que había ido a un restaurant en Cusco que parecía un container de cristal, pero no se acordaba ni su nombre ni su ubicación. Cuando visitamos el Museo de Arte Precolombino (MAP) al ingresar al espacioso patio interno, la gran mayoría de las construcciones de Cusco tienen uno, descubrimos el famoso y moderno container de cristal que contrastaba con el histórico patio de piedra. Hicimos una reserva para cenar esa noche, y cuando llegó la hora fuimos caminando ya que estaba a pocas cuadras de nuestro hotel. No se dejen engañar por su nombre, el MAP tiene poco de Café y mucho de la más alta gastronomía peruana. Degustamos un menú de 3 pasos, que tanto la presentación del plato como los sabores te despertaban todos los sentidos. ¿Mi favorito? El postre, trufas calientes de chocolate orgánico peruano, flambeado con pisco, helado de vainilla y shot sorpresa. ¿Cuál era la sorpresa? Si se los digo no sería una sorpresa…

 

Qespi – Cusco.  Este es el restaurant del Hotel JW Marriott El Convento, donde nos alojamos. El hotel como su nombre lo indica fue un antiguo convento y su arquitectura nos remonta a varios siglos atrás. Más allá de que el desayuno del hotel se ofrece en este restaurant, almorzamos allí el día que llegamos. No se si será que llegué con mucho hambre o que los tequeños que pedimos se deshacían en la boca, pero fueron la entrada ideal. Los tequeños, para quienes no los conocen, son queso envuelto en una masa tipo philo y luego fritos, acompañados con una salsa de aguacate (o palta como la conocemos nosotros) eran la gloria.

 

Indio Feliz – Machu Picchu. Me habían recomendado este restaurant antes de viajar y la verdad es que me encantó. Al ingresar me pareció muy divertido que la planta baja la tienen toda tapizada con tarjetas personales de viajeros de todas partes del mundo, así que si querés dejar un pedacito tuyo en Machu Picchu es el lugar para vos. En el segundo piso, donde almorzamos, la decoración en madera era muy colorida y transmitía, como su nombre lo vaticina, felicidad. La carta era muy amplia pero cuando la abrí hubo un plato que capturó toda mi atención, la sopa de tomate. Sí, hacía mucho calor, sí, es un plato común, pero adoro la sopa de tomate. En Argentina no la encuentro fácil y, aunque la preparo y me sale muy rica, muchas veces me da fiaca. Fui a por ella y no me equivoqué, con un toque de pimienta y queso parmesano italiano, la recuerdo y me dan ganas de volver a tomarla a pesar de que mientras escribo esto hacen 32°.

 

Osaka – Lima. Esta elección la hizo Sebastián porque es fan de este restaurante en Buenos Aires y, como sabemos, siempre el original es el mejor. Fue directamente a pedir sushi, el y Francesca lo piden cada vez que pueden. ¿Yo? Paso gracias, como decía mi mamá cuando era chica “No comés nada que nade” (bueno, casi). Pedí una carne Wagyu pero mientras llegaba trajeron unas láminas de salmón ahumado con salsa de maracuyá que eran tan tentadoras a la vista que tuve que probarlas. Para que entiendan un poco cómo soy respecto al pescado, no es que no me gusta, no TOLERO el sabor en mi boca, pero para mi sorpresa terminé comiendo 5 láminas de salmón ya que la salsa de maracuyá con el sabor salado del pescado hacían una combinación irresistible. Almorzamos en el patio que tiene una onda muy oriental y relajada, se los recomiendo si el clima acompaña.

 

Cala – Lima. Si almorzar o cenar junto al mar es lo tuyo, este es el lugar. Este restaurant tiene una ubicación privilegiada frente al pacífico. Nosotros fuimos a cenar y ya era de noche, pero para un almuerzo o cena temprana viendo el atardecer debe ser aún más espectacular. La carta es super amplia y hay opciones para todos los gustos.

 

Astrid & Gastón – Lima. Fue mi segunda experiencia en este famoso restaurant, la primera hace 4 años cuando viajé por trabajo a Lima y fui sola, comí en la barra que daba a la cocina mirando cómo todo el personal de cocina trabajaba con un ritmo vertiginoso mientras en el salón se disfrutaba de una calma chicha. Esta vez volví en familia y nos sentamos en el salón, el almuerzo estuvo a la altura de la reputación de este restaurant, e incluso hicieron unos platos especiales para Fran y Nello apelando a la simplicidad infantil. Lo más divertido fue el postre, pedimos una degustación de chocolates, que consistían en 4 shots de mousse de cacao y un juego para desafiar a los sentidos. Cada shot tenía un cartel indicando el porcentaje de cacao y su origen, además había 4 carteles mas indicando las notas que cada shot tenía (caramelo y toffe, madera y frutos rojos, cítricos y la última se me olvidó jajaja). El reto era probar todos y ubicar los carteles de forma correcta. Una vez que degusté los 4 shots, ubiqué los carteles sin dudarlo. Sebastián se rió incrédulo de que diferenciara algo, “son todas iguales” me dijo. Al llegar el camarero se sorprendió y nos preguntó si nos habían ayudado, acerté los 4!!! En ese almuerzo descubrí un talento que desconocía.

 

Platos tipos imperdibles:

  • Ceviche

  • Saltado de Lomo o Pollo

  • Ají de Gallina

  • Cui (no apto para impresionables)

¿Tuvieron alguna experiencia foodie en Perú para compartir?

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Categoría / Category
​Sigueme / Follow me
  • instagram
  • FACEBOOK
  • TWITTER
Please reload

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de Instagram
  • Twitter Icono blanco
0